El sufrimiento de los amigables delfines

Capítulo aparte merecen los delfines, pues al decir de Plutarco, “sólo en el delfín nos ofrece la naturaleza lo que han buscado los filósofos: la amistad desinteresada”.

El delfín es un animal muy amistoso con el hombre, suele acompañar con sus retozos a las embarcaciones y son muchos los relatos de personas salvadas por delfines, e incluso de algunos que espontáneamente se han acercado a las playas a jugar con los bañistas.

Su cerebro es muy semejante al nuestro, algunos científicos creen que su coeficiente de inteligencia es potencialmente muy superior al del hombre, tiene gran habilidad para la imitación y el aprendizaje, es capaz de comprender frases sencillas de hasta 5 palabras y se cree que hasta podrían llegar a comunicarse con nosotros.

¿Puede usted creer que este animal que ingenuamente se acerca a las embarcaciones ofreciendo amistad, es cruelmente arponeado, algunas veces para ser usado como carnada (en la pesca del cazón) y por venganza porque han roto las redes de los pescadores?

Esos mismos pescadores son capaces de cortarles las aletas, y así mutilados, pero vivos son arrojados de nuevo al agua, donde mueren desangrados. Para su desgracia los delfines suelen acompañar a los cardúmenes de atún, y son atrapados en las redes, pero como necesitan subir a la superficie para respirar, mueren ahogados y son arrojados por la borda cuando se recoge la pesca. Por esta causa murieron en el Pacífico Oriental sólo en 1986, 129 mil delfines. Hoy, gracias a las protestas y al boicot mundial a la industria atunera, se redujo ese número a 27 mil en 1991, pero depende de todos que esa cifra llegue a cero.

A los delfines se les ha entrenado para hundir barcos enemigos llevando cargas explosivas sujetas en sus cuerpos, pagan así con su vida la desinteresada amistad que ofrecen.

Pero hay otra actividad depredadora del hombre que, por no ser sangrienta, es menos espectacula y totalmente desconocida, ¿sabe usted que hay empresas que se dedican a capturar delfines para surtir los acuarios y parque acuáticos? Se cree que con ese fin son capturados unos 30 mil delfines al año, incluyendo hembras preñadas y crías, de los cuales mueren 2 por cada uno que sobrevive, el cual tampoco tendrá larga vida, pues creadas para la libertad, estas criaturas no soportan el cautiverio y, aún con grandes cuidados, a penas llegarán a los 8 años, siendo su promedio de vida en la naturaleza de unos 40 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *