9 razones por las que los peces son “mascotas” muy tristes

Escrito por Nedelle Torrisi/ Fuente Peta

Cuando tenía unos 7 años, le rogué a mis padres que me dejarán tener una pequeña pecera en mi habitación. Estaban indecisos, pero finalmente cedieron. A pesar de que los alimentaba a su hora y limpiaba su pecera con regularidad, los tres murieron de repente con una semana de por medio entre uno y otro. Estaba devastada, y me di cuenta de que no tenía idea de lo que un pez quiere o necesita. ¡Son animales que han encontrado la manera de sobrevivir en el océano por más de 500 millones de años! Esa es una cantidad alucinante de tiempo invertido en evolución y adaptación a su hábitat – un hábitat contra el que ninguna pecera puede competir. Los siguientes son algunos hechos interesantes sobre los peces:

1. Son mucho más inteligentes de lo que la gente cree: Los investigadores han encontrado que los peces se reconocen entre ellos y recopilan información al escuchar. Son capaces de recordar interacciones sociales del pasado con otros peces y muestran afecto al frotarse el uno contra el otro. La Dra. Sylvia Earle – una de las biólogas marinas más importantes del mundo – dijo: “Yo no me comería, a sabiendas, a un pez mero más de lo que me comería a un cocker spaniel. Son tan bondadosos por naturaleza, tan curiosos. Como sabes, los peces son sensibles, tienen personalidades, sufren cuando están heridos”.

2. Ellos sienten dolor: Los peces tienen sistemas nerviosos complejos y reaccionan a estímulos dolorosos de la misma forma en que todos los animales lo hacen – su respiración aumenta, sus músculos se contraen y tratan de escapar. El Dr. Donald Broom, asesor científico del gobierno británico, afirma que anatómica, fisiológica y biológicamente, el sistema nervioso (que interpreta las señales de dolor) de los peces es prácticamente el mismo que el de los mamíferos. Joaquin Phoenix retrata el sufrimiento de un pez en este impactante video que creó para PETA:

3. Cuando compras peces tropicales, podrías estar contribuyendo a la extinción de una especie: Cada año se capturan más de 20 millones de peces para apoyar un “hobby” mundial valuado en $300 millones. Algunas especies, como el cardenal de Banggai, se han convertido en especies amenazadas debido a la sobrepesca – que se hace para satisfacer la industria de los peces ornamentales.

4. Muchos peces “mascota” probablemente fueron robados de la naturaleza: Se calcula que el 95 por ciento de los peces de agua salada que se venden en las tiendas de mascotas proceden de la naturaleza – en su mayoría de las aguas que rodean Fiji, Indonesia, Filipinas y otras islas del Pacífico.

tropical fish for sale | Steven Damron | CC by 2.0

5. Son animales sociables que languidecen en pequeños depósitos: Los peces conversan unos con otros a través de una gama de sonidos de baja frecuencia para comunicar cortejo, alarma o sumisión. Un ecólogo en comportamiento de la Universidad de Berna, en Suiza, dijo que “Los peces tienen algunos de los sistemas sociales más complejos que se conocen. … Ves a los peces ayudarse entre ellos. Ves cooperación y formas de reciprocidad”.

Doctor, Doctor… | LASZLO ILYES | CC by 2.0

6. Lo más probable es que NOSOTROS evolucionamos a partir de los ancestros de los peces modernos: Los peces son el grupo más antiguo de vertebrados, y muchos de nuestros rasgos humanos – como nuestra mandíbula articulada – provienen de ellos. Los peces fueron los primeros en tener dientes rudimentarios, cráneos y médula espinal ¡hace aproximadamente 550 millones de años!

Goldfish market, Kowloon | shankar s. | CC by 2.0

7. Cuando compras un pez de agua dulce, apoyas una industria codiciosa: Aproximadamente el 90 por ciento de estos peces son criados en granjas. El pez dorado, por ejemplo, es generalmente criado en bañeras gigantes en instalaciones que producen cerca de 250 millones de peces al año. Las ventas de peces tropicales se estiman entre $200 millones y $300 millones al año en todo el mundo.

Goldfish in glass | Ivar Husevåg Døskeland | CC by 2.0

8. Conceptos erróneos acerca de los peces crean condiciones deficientes e injustas para ellos: por ejemplo, muchas personas creen que los peces beta pueden sobrevivir sin alimentarse con regularidad y sin vivir en un “ecosistema completo”. Su pecera puede consistir en nada más que un jarrón y una planta, y por lo tanto los peces son condenados a una vida solitaria, monótona y a una muerte lenta causada por inanición. En la naturaleza, los peces beta viven en aguas poco profundas de corrientes lentas y en arrozales – los peces beta en cautiverio requieren peceras grandes (un mínimo de 2,5 galones por pez), y temperaturas constantes entre los 76 y 82 grados Fahrenheit. Lee más sobre los peces beta aquí.

9. Los peces te sorprenderán: Existen unas 30.000 especies de peces, que es más de la mitad de todos los animales vertebrados conocidos. Algunas especies de peces pueden volar mientras que otras pueden trepar por los árboles – y algunas incluso son capaces de cambiar de macho a hembra y otra vez a macho.

Qué puedes hacer para ayudar a los peces

Por favor, nunca apoyes a empresas como PetSmart cuya prioridad son las ganancias – a expensas de los animales. Grupos de rescate y refugios locales respetables a menudo tienen peces que necesitan nuevos hogares. Si tú o alguien que conozcas tiene animales acuáticos, por favor asegúrate de que la temperatura del agua sea constante en el rango correcto para el animal durante los meses de invierno. Por otra parte, aquellos mantenidos en cautividad requieren una cantidad considerable de agua, clima controlado y filtración, limpieza periódica de las peceras, y un enriquecimiento amplio. También puedes facilitar sus vidas dándoles un ambiente tan parecido a su hábitat natural como sea posible. Lee más sobre estos animales y sobre cómo cuidar de los peces que actualmente se encuentran en peceras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *