¿Cómo hacer un collar isabelino casero?

Para aquellos que hemos vivido la experiencia de que nuestra mascota haya pasado por alguna cirugía (esterilizaciones, castraciones, extirpación de tumores, etc…) o incluso una simple infección de piel que requiera ser tocada lo menos posible, sabemos que algo que debemos de cuidar muchísimo, es que nuestra mascota no se lama, esto por 3 razones: que no se infecte, que cicatrice bien y lo más importante, que no se vaya a abrir la herida.

Entonces llega la hora de recurrir al famoso  collar isabelino. ¿Que no sabes que es eso? ah, pues te explicamos rápidamente.

collar isabelino
Orígenes del collar isabelino

El collar isabelino, el cual debe su nombre a la Reina Isabel que usaba blusas con grandes cuellos, es un collar de plástico duro en forma de embudo de diferentes tamaños que suele usarse después de una cirugía, cuando tienen alguna herida que hay que curar, algún problema en la piel, etc. El fundamento principal es que no pueda acceder a olisquear o lamer la zona afectada y llegue a quitarse los puntos con el consecuente sufrimiento ocasionado.

No siempre se tiene que tratar de una operación, también puede utilizarse cuando tienen algún problema o enfermedad en la piel o en alguna parte del cuerpo que requiera de un tratamiento continuo con pomadas o polvo, o que requiera de estar seco. Si no se le pusiera, el animalito lamería la zona afectada comiéndose los medicamentos y pudiendo producir, a parte de la no curación de la herida, una intoxicación grave.

Como es lógico nuestra mascota tratará de deshacerse del cuello a toda costa ya que les altera y les molesta mucho al ser algo extraño para ellos. Deberemos pasar cuanto más tiempo mejor, vigilando a nuestro amigo para evitar que se lo quite.

A continuación ofreceremos dos opciones para realizarlo casero, porque aunque existen modelos manufacturados, sus precios pueden no estar a nuestro alcance.

Materiales

  • Envase de agua de 4lts. (nuestro perrito es tipo labrador)
  • Tijeras o cutter
  • Perforadora (opcional)
  • Cadena o collar

Primero hay que cortar la parte de arriba del envase dejando 4 pestañitas (ver imagen). Recuerden que el tamaño del envase dependerá del tamaño de su perrito, no es necesario un envase grande si su perrito es un Chihuahua.

collar isabelino
Una botella sirve para realizar su collar isabelino

Se hacen 2 cortes: superior e inferior. Las partes marcadas con un tache son las que vamos a desechar. En la parte de arriba es donde vamos a hacer 4 pestañas (están marcadas 2 en la imagen). Estas pestañas a su vez van a tener un corte, ya sea vertical o pueden utilizar una perforadora para que el corte sea circular. Las pestañas son para que por ahi pasemos la cadena o collar de nuestro perrito y así, el cuello isabelino ni se lo quiten, ni se les caiga.

collar isabelino manufacturado
collar isabelino manufacturado

Este modelo es un cuello original, pero si te fijas, tiene 4 trabillitas para que por ahi pase el collar de nuestra mascota. En nuestro cuello casero, podríamos cortar 4 rectángulos de nuestro envase de plástico, doblarlos y engraparlos, para que queden como en la imagen de arriba.

Cortes para insertar el collar de su mascota
Cortes para insertar el collar de su mascota

O bien, puedes hacerle las pestañitas que ya mencionamos, ambas sirven.

¡Y listo!

El largo del cuello dependerá de tu mascota, les recomendamos que sobrepase por lo menos 5 centímetros el hocico.

Collar isabelino casero
Collar isabelino casero

También existe este método para realizarlo:

Fuente Mundo Feliz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *