¿Comprar o adoptar una mascota?

Por Luisa Lores Contasti.

¿Por qué compramos una mascota?

Cuando decidimos comprar una mascota, sucede en nuestro interior y en nuestra familia una serie de hechos, y deseos que podríamos enunciar en la siguiente forma:

Queremos tener una mascota en la casa

A los niños les hace falta un animalito a quien querer.

Queremos que sea de una raza determinada por:

  • Así los tienen nuestros amigos y eso nos da status.
  • Que no sea, o sea peludo
  • Que sea de talla pequeña
  • Que sea grande y sirva para cuidar la casa.

¿Acaso hemos pensado, como son tratados por lo general los cachorritos que nos venden?

Algunos de ellos, y en especial aquellos que no tienen pedigrí, nos son vendidos por personas que tienen perros de raza y les quieren y venden las camadas cuando son destetados, están cuidados, vacunados, desparasitados y tienen el calor de su madre, hasta cuando debe ser. En estos animales la crueldad con ellos es el de ponerlos a parir y parir hasta que ya no puedan por su edad.

Otros no corren la misma suerte, son llevados a tiendas para ser vendidos, encerrados en jaulas, hacinados unos junto a los otros, y expuestos a contraer enfermedades ya que por lo general no están ni vacunados, a pesar que los vendedores lo afirmen. Pueden estar en esas jaulas mucho tiempo si no encuentran compradores. En estos casos, los compradores de mascotas, son engañados, ya que les venden un cachorro cualquiera por uno que siempre llaman un “pudle” y va a ser muy pequeñito. Cuando el cachorro crece y es un perro sin raza definida pero del tamaño de un pastor alemán, no cabe en el apartamento, si tiene suerte lo regalan a una hacienda y si no, lo botan a la calle a que muera.

perros del este2

La mayor crueldad , es con las mascotas que son criadas en los criaderos. No son objeto de afecto, ni ellos ni sus padres y son mirados como un bien económico. A veces cruzan padres con hijos o hermanos produciendo animales enfermos y débiles. Las hembras de razas pequeñas, pasan toda su vida encerradas en jaulas mínimas con pisos de alambre de gallinero para facilitar la limpieza. Eso les deforma las patitas. Allí cada seis meses les llevan a un macho para que las cubra y allí paren sus camadas. Esas camadas son llevadas a tiendas o son vendidas allí mismo. Los machos también están solitarios en jaulas exactamente iguales y solo salen a montar las hembras. Cuando son viejos y ya no sirven para proquear, los echan a la calle a que mueran.

perros_del_este1-20110116181305

Cuando se trata de perros grandes están en jaulas mayores, con el mismo trato de las mascotas pequeñitas. En todos los países donde las leyes de protección animal se hacen cumplir, estos criaderos son inspeccionados, pero, siempre hay un exceso se crueldad hacia el animal que es utilizado como un bien económico.

¿Cómo es el trato de los cachorritos que nos ofrecen en adopción?

En este caso, la mascota puede ser adoptada en dos formas, una sería cuando un amigo nos la regala porque su mascota parió unos cachorritos y ese amigo busca la mejor persona a quien darla, es una suerte inmensa, ya que se trata de un animalito sin traumas psíquicos ni físicos.

Otra forma es cuando vamos a las sociedades protectoras de animales a buscar una mascota, ya que se cumplen los deseos lógicos de tener una mascotica en la casa, que los niños quieren un perrito, que necesito un perro que cuide la casa, etc , etc, Por lo general, las personas que dedican su tiempo a ubicar las mascotas que necesitan un hogar, las entregan desparasitadas, vacunadas y si es posible esterilizadas.

¿Qué ventaja es esta? Tiene una. revisión de un veterinario, está vacunada y se entrega esterilizada para evitar la superpoblación de perros o gatos. Por lo general estas mascotas son llevadas a los centros de protección animal por sus dueños o por protectores de animales, ya que no los pueden tener, otras veces son encontradas botadas por manos criminales en la calle, no tienen raza definida. No pueden tener herencia de defectos genéticos, debido a su origen. Solo se pude determinar en caso de ser cachorros, si van a ser grandes, muy grandes o medianos o pequeños. Si van a ser peludos o de pelo liso. Y de casualidad si es un mestizo de determinada raza.

perro-callejero-800x445

Hay personas que se niegan a adoptar una mascota adulta. Y peor aun si se encuentra botada en la calle. Están equivocadas. Por experiencia, ya que soy una recogedora de animales callejeros, puedo afirmar que la gratitud y lealtad de un animal recogido en la calle es superior al comportamiento en cuanto a afecto y lealtad que le puede dar a un humano un animal sea gato o perro recogido, hambriento, flaco y enfermo en la calle y llevado a nuestro hogar. Ellos como que saben que su vida ha cambiado, que tienen afecto, protección y comida de parte de esa persona que los ha ayudado y lo pagan con demasiado amor. Otra ventaja de adoptar una mascota adulta, es que las travesuras del cachorro no tienes que sufrirlas, pues a veces son bastantes, rompen muebles, zapatos, libros, adornos del hogar, etc. Y son limpios en cuanto al destino de sus necesidades fisiológicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *