Estudio revela que normalmente los zoológicos NO son educativos para los niños

Por Michelle Kretzer

Desde hace tiempo los zoológicos han tratado de ocultar la crueldad del cautiverio detrás de una máscara de “educación para la conservación”. Pero un estudio nuevo muestra que normalmente el aprendizaje no es el resultado.

Sociólogos en Reino Unido reunieron datos de niños entre los 7 y los 15 años, tanto antes como después de que visitaron el Zoológico de Londres. Los investigadores encontraron que el 59 por ciento de los niños que tuvieron una visita guiada al zoológico no obtuvieron resultados educativos positivos. Ese número pasa al 66 por ciento cuando los niños no tuvieron un guía. Y en muchos casos, la excursión al zoológico incluso tuvo un impacto negativo en la comprensión de los niños sobre los animales y sus hábitats.

Lo que principalmente se puede aprender de estos tristes lugares es la forma en que los animales actúan cuando son separados de sus familias, mantenidos en cautiverio, y cuando se les niega todo lo que es natural e importante para ellos.

Otro estudio muestra cuán perjudicial es el cautiverio para los animales.

Orangutan in zoo 375348

Investigadores de grandes simios observaron a 60 chimpancés en tres santuarios y en seis zoológicos en América del Norte, de los cuales 36 eran “mascotas” o se utilizaban en actos circenses. Los chimpancés que fueron criados por seres humanos y por lo tanto tenían “historiales sociales pobres” fueron significativamente menos propensos a vincularse con otros simios en el acicalamiento o en la actividad sexual.

El Dr. Stephen R. Ross, investigador, señaló: “Negarles [a los chimpancés] el acceso a miembros de su propia especie, durante el período crítico de la infancia, resulta en comportamientos consecuenciales que duran toda la vida. Incluso con el mejor cuidado posible en la adultez, a menudo no encajan con otros chimpancés”.

La cautividad: Es de muy poco beneficio para los seres humanos y sumamente perjudicial para los animales.

Fuente Peta Latino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *