Joaquin Phoenix pide por lo animales tras ganar el Oscar por Joker

Joaquin Phoenix ha sido galardonado con el Oscar a mejor actor por su papel en la película Joker. Tras levantar la estatuilla, Phoenix dedicó su discurso a al medio ambiente y a la injusticia, incluyendo la explotación a la que están sometidos los animales en las granjas, mencionando de forma específica la crueldad de la industria lechera.

“Estamos hablando de la lucha contra la creencia de que una nación, un pueblo, una raza, un género o una especie, tiene el derecho de dominar, usar y controlar a otra con total impunidad. […] Saqueamos la naturaleza por sus recursos. Nos sentimos con derecho a inseminar artificialmente una vaca y robarle su bebé, aunque sus gritos de angustia sean inconfundibles. Luego tomamos su leche que está destinada a su ternero para ponerla en nuestro café y en nuestros cereales. Nos sentimos con derecho a inseminar artificialmente a una vaca y robar su bebé, aunque sus gritos de angustia sean inconfundibles» Joaquin Phoenix

Ha sido un discurso histórico para el movimiento de defensa de los animales: «Es la primera vez que se pronuncia un alegato tan contundente a nivel mundial en favor de los derechos de los animales. Este discurso marca, sin duda, un punto de inflexión en el avance del movimiento» Destaca Javier Moreno, Director de Comunicación de Igualdad Animal

No es la primera vez que Phoenix utiliza sus plataformas para concienciar sobre la protección de los animales y el medio ambiente. El pasado domingo, el activista y actor se unió a Igualdad Animal en Londres en una protesta justo antes de asistir a los BAFTA (British Academy Film Awards), en los que también recibió el premio al mejor actor. Junto a los fundadores de Igualdad Animal y a activistas de la organización, Phoenix participó en el despliegue de una enorme pancarta en el Puente de Londres que decía: “La ganadería industrial está destruyendo nuestro planeta”.

Phoenix contempló su discurso de los Oscar como una oportunidad para exponer frente a los espectadores la crueldad que se esconde dentro de la industria láctea moderna. En las granjas lecheras, es una práctica estándar que los ganaderos separen a los terneros de sus madres poco después del parto. Esto causa una extrema angustia tanto para la madre como para la cría. Las vacas son inseminadas una y otra vez hasta que alcanzan los cinco años y son enviadas al matadero porque desciende su productividad. Si son hembras, las crías entran en el mismo ciclo de producción que sus madres. Los terneros machos, sin embargo, son normalmente sacrificados o vendidos a la industria de la carne de ternera, donde serán cebados con dietas bajas en hierro para mantener su carne tierna.

Rooney Mara, que estuvo sentada junto a Phoenix en los Oscars, también participó recientemente en una investigación de Igualdad Animal titulada “Con mis propios ojos”. Mara se unió a la actividad de los investigadores en una granja industrial de cerdos y en una granja de pollos para mostrar la cruel realidad que tiene lugar dentro de las granjas industriales.

Fuente Igualdad Animal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *